Presentación del libro “Cuando fuimos malos”

El pasado viernes 29 de junio se presentó en Cafebrería ad Hoc, el libro Cuando fuimos malos, antología de cuentos que reúne la autoría de profesores y alumnos de la Escuela de escritores. Una compilación de relatos breves que aborda los límites entre la travesura y la bondad innata que se les presupone a los niños -a veces tan cruel- desde su misma portada, obra de Cristina Solinís.

Portada de Alicia Solinís
Imagen de la portada, con collage obra de Alicia Solinís

Nuestro compañero ad Hoc y autor de dos de los relatos, Antonio Marín, hizo las veces de anfitrión y abrió la charla presentando el libro junto con otros autores como Nerea Garrán, Enrique Valladares o Rosa Márquez; después dieron paso al director de orquesta, Ignacio Ferrando, escritor, profesor y director del Máster de Narrativa de la Escuela de Escritores que nos contó algunas anécdotas del recorrido del libro. Habló de su elaboración, sus estéticas y sus tonos, y nos ofreció una guía encantadora sobre los niños y niñas, no tan encantadores más bien bastante terribles, de la literatura universal: las gemelas de El resplandor de Stephen King, los niños de El señor de las moscas de William Goldwing, Perú de Gordon Lish, Los gemelos de Klaus y Lucas de Agota Kristof y muchos otros que pasaron de boca en boca mientras viajábamos, como infantes macabros, hasta detenernos en el clímax de este debate: Lolita de Vladimir Nabokov.

¿Es una ninfa perversa? ¿Víctima de la obsesión de un hombre trastornado? ¿Está proto sexualizada? ¿Es moral? Al final hubo acuerdo y todos nos comportamos como adultos. Uno esperaba sacar la barca y hacer meeting en la bajada del río Missisippi. Fue mejor que eso.

A continuación, Luz B. Sánchez, autora de uno de los relatos y flamante finalista de nuestro primer concurso de relatos breves ad Hoc, leyó un microrrelato sobre la mal pagada pero reconfortante actividad del escritor.

Asistentes a la presentación posan con el libro
Los ejemplares de la antología volaron de las estanterías

Tras un debate muy interesante con una colaboración total e interactiva del público, llegaron las firmas y los tentempiés, las sonrisas y las cervezas.

Estos ¨niños traviesos¨ no dejaron un solo ejemplar de Cuando fuimos malos en las estanterías.
No se preocupen, hay más de camino. En Cafebrería ad Hoc.

Share: Facebook, Twitter, Google Plus

Deja un comentario:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X