Lectura Poética en torno a “Versos con faldas” (ed. Torremozas)

[Por Andrea Lorenzo Urones]

 “Pero amigos míos [¿] no habéis meditado nunca que ser poeta es cosa de mujer?”. Pues no, Gloria (permítenos tutearte, Sra. Fuertes). Porque, aunque cuando hiciste la pregunta era 1951 y las cosas han mejorado desde entonces,  aunque en los libros de texto y en las antologías poéticas sigue habiendo poco verso con falda, y en las estanterías de las librerías mucha corbata (excepto en algunas, claro).

Versos con faldas, Editorial TorremozasMenos mal que Adelaida Las Santas, María Dolores de Pablos y decidisteis hacer en aquellos años una tertulia que las reivindicase. A la mujer y a su poesía, que tuvieron por fin un hueco en un sótano de la Carrera de San Gerónimo. Y menos mal que Marta Porpetta y Fran Garcerá, de la editorial Torremozas, se lanzaron a hacer una ardua investigación de esa compilación que las reunía y la editaron en un bello libro que nos presentaron en Cafebrería ad Hoc el viernes 25 de octubre y que nos dejó no sabemos muy bien si emocionados o conmocionados. Ahora explicaremos por qué.

Decidisteis llamarla Versos con faldas. Y no, no se trataba de un espacio de “simpáticos” versos con faldas, como calificaba a la tertulia el periodista Ángel Soler en una entrevista contigo (léase el prólogo). Ahí se encontraban los mismos anhelos, profundidad reflexiva, originalidad y pulsión del alma que pueda sentir un poeta “macho”, porque estas cuestiones no se entienden con según qué género. Bien lo sabe la Poesía.

Así que, gracias a vosotras tres y a la editora Marta Porpetta tuvimos un encuentro maravilloso con 47 poetas mujeres que, si bien ya no están entre nosotras ‒Porpetta reveló que apenas tres meses antes de que se publicase esta edición de Torremozas (marzo 2019), falleció la última de las componentes de la tertulia‒, sus poemas fueron dardos que dejaron a todos los presentes bien tocados. Se podía palpar en el silencio que cerraba cada lectura de los poemas (y en el aplauso posterior).

Precisamente de esta lectura (y de la selección de aquellos que se leyeron, porque hay más de 100 composiciones) se encargaron cuatro mujeres escritoras que han sido publicadas por la editorial: Laura García Villarejo, Tere Susmozas, Arantxa Rochet y Mónica Fernández Casado.

Ellas pusieron voz a Gloria Fuertes, Mercedes Chamorro, María Luisa Chicote, María José Sánchez-Bendito, Gloria Calvo… muchas con unas biografías interesantes que, por falta de tiempo, no pudimos abordar, ya que la historia de la tertulia también tiene su gancho (cómo surge en los años 50, como se prohíbe en el contexto del franquismo, etc.).

Todo esto, sumado a las anécdotas de Porpetta ‒que lleva literalmente toda la vida en la editorial Torremozas viendo desde niña pasar a las principales autoras e intelectuales del S.XX‒, y a las aportaciones del público, nos mantuvo ocupadas, entendiéndose esto último desde la etimología de la palabra “ocupar”, que es como queremos que se comprenda: “agarradas” y “capturadas” por estos versos con faldas.

Sí, amigos, una tarde deliciosa.

Share: Facebook, Twitter, Google Plus

Deja un comentario:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X